viernes, 19 de julio de 2013

El color del cristal con el que se mira

¿Cómo está vuestra visión?, no, no me refiero exactamente a la de la vista, la de vuestros ojos... me refiero a cómo véis las cosas, ¿sois de la botella medio llena o medio vacía?. Veamos qué dice el capítulo de mi librito al respecto, porque si, hoy aquí es Viernes de Reflexión:

El buda de la visión


"El odio no termina con el odio. 
El odio sólo termina con el 
amor. Todo lo que somos es el 
resultado de lo que pensamos". 

Que la realidad sea una jungla hostil o un jardín lleno de belleza es una simple cuestión de visión. Más allá del tópico de la botella "medio vacía o medio llena", el cristal a través del cual vemos el mundo determina nuestra concepción del mismo.

En uno de sus célebres discursos, Siddharta Gautama comparaba el individuo con un vaso que debe contener las enseñanzas -el dharma- para avanzar. Destacó tres disposiciones que impiden el aprendizaje:

1. El vaso está boca abajo. El dharma no puede entrar porque la persona le cierra el paso.

2. El vaso tiene un agujero. Lo que entra por un lado sale por el otro, porque la persona no quiere -o puede- retener.

3. El vaso está sucio. Hasta la leche más pura se volvería agria en un vaso así.

Al mirar la realidad, la teñimos nosotros mismos. Por lo tanto, si la contemplamos con odio, ésta nos devolverá más odio. En cambio, si la contemplamos con amor, eso mismo es lo que recibiremos en contrapartida.


Imagen de la página Desmotivaciones.es


Gradúate la vista

Del mismo modo que unas gafas sucias nos devolverán una imagen sucia, el rencor y la desconfianza imposibilitan una relación saludable con nuestro entorno. Cuando te sientas irritado/frustrado/decepcionado, pasa un paño a tus gafas mentales... o asegúrate de que no deforman la realidad, agrandando los defectos de los demás y empequeñeciendo los tuyos.

Cómo me ha gustado la descripción de las 3 disposiciones para aprender... cuando nos plantean las cosas de forma tan sencilla, con estos ejemplo claros, todo se entiende mucho mejor; pero iría más allá todavía, nos da qué pensar y eso es aún más importante, desde mi punto de vista.

Está claro que es mucho mejor ser positivo, estar predispuestos a ver lo bueno de cada cosa nos hará más felices y nos enfrentaremos mucho mejor a los obstáculos que se vayan cruzando en nuestros caminos.

Esto es la teoría... debo decir que yo últimamente no veo las cosas mucho a través de ese cristal... como siempre la situación toma protagonismo: preocupaciones y monstruos... si, monstruos, ya lo comenté en esta otra entrada también de viernes: me cuesta tanto tantísimo verlo de color rosa cuando nuestro Cucolinet, con esta edad tan complicada, desde el momento en que se despierta, comienza con un NO y comienza la "guerra" del día... Veamos, tenemos NOes, gritos, a veces una mano que se dispara para pegar, unos oídos y una cabecita que no quiere escuchar, miradas retadoras, conversaciones que no conducen a ningún sitio y sólo a llevar la contraria...

No puedo evitar llevarlo todo "a mi terreno", en este momento es lo que vivimos y éste es mi rincón, así que disculpadme que la entrada me sirva para hablar en estos momentos de las situaciones que se dan con una personita que está evolucionando, formando su carácter y toooodo lo que ya sabemos... peeeero, una cosa es la teoría, y otra muuuy distinta es la práctica. "Peleas" para vestirse por la mañana, para salir de casa, en la cola del super mercado (que me dieron ganas ayer de tirarme en el suelo y empezar a patalear como en el anuncio a ver si se quedaba alucinado y cambiaba el chip), para volver a casa, para bañarse, para irse a la cama... y así un día y otro día y otro... ahhhh y además sin dormir siesta, que por lo menos antes era una horita de tranquilidad... Ainsssss, qué complicado es crecer y qué complicado es ejercer de madres y padres a veces!!!. Que alguien me preste unas gafas como las de arriba a ver si así sé lidiar mejor durante el día y soy más "flower power" =^D.

¡Feliz Fin de Semana!.

12 comentarios:

  1. Aix, nena, es que esto de ser madre es mu cansao!!! A mí me pasa que está todo el día en la casa de veraneo jugando y pasándoselo pipa y cuando llego yo es cuando se pone farruco, jajajaja! Pero como no lo veo casi nada llego con las pilas a tope por las ganas de estar con él y eso ayuda mucho...
    Ánimos guapetona, a ver la botella medio llena!!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que tienen etapas y da la impresión de que también tiene que ver la época del año o el calor, porque están muuuchos así aún estando separados. Medio lleno, claro que si ;^).

      Besotes!!!.

      Eliminar
  2. Wonderful work! This is the kind of information that are supposed
    to be shared around the web. Shame on Google for now not
    positioning this submit upper! Come on over and seek advice from my website .
    Thanks =)

    My website; health

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Glad you like the post.

      Thank you very much!!!.

      Eliminar
  3. Uf, la dura práctica, siempre diferente de las teorías que nos venden aunque al menos, sirven de guía :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, como tú dices Monstrua, la dura práctica, porque la teoría la sabemos, pero ponerlo en práctica, a veces se vuelve muy complicado por muy distintos factores. Siempre tendremos la guía, menos mal ;).

      Besotes!!!.

      Eliminar
  4. Yo lo que necesito a veces y compruebo que me viene bien, son ratitos de desconexión, un tiempito sola para mis cosas.
    Creo que contar con un apoyo que nos permita esto es fundamental.
    Ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo Maribel, lo que pasa es que en nuestro caso los ratitos de desconexión suelen ser cuando duerme, y claro, ahora no hay siesta, con lo que el día es de tirón. Poco a poco.

      Besotes y Gracias!!!.

      Eliminar
  5. Bueno amiga, ya sabes que yo sí tengo unas gafas happyflower! Jajajaja, cuando quieras te las presto... uy espera! Que no son las gafas! :P
    Te entiendo, yo conozco el otro lado, ya os comenté que mi infancia y adolescencia no fueron idílicas... sencillamente empecé a probar en centrarme en esos otros colores y con los años de práctica he aprendido a ver las cosas de otra forma...
    Respecto a tu relación familiar en estos momentos, me permites una observación desde el desconocimiento de quien solo te lee en el blog? Creo que estáis en una rueda negativa, como el hamster que camina por inercia... tienes que salir tú de ella, porque tu hijo es pequeño para hacerlo. Te acuestas cansada, te levantas desconfiada, escuchas el primer no y te dices: nada cambia, y sobrevives al día y a las rabietas y...
    Creo que tienes que cambiar las cosas, no esperar a que cambien. Tienes que retomar el control. Creer en ti y en él. Tienes que guiarlo hacia la rueda positiva y juntos rodar en ella. En fin... si viviéramos más cerquita nos tomábamos un té, charlando... jajaja.
    Ánimo! Tú puedes!♥
    ¡Mamá qué sabe!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues puede ser Mamá qué sabe, cuando estás todo el día con él y un día tras otro y otro y otro, pues el cansancio hace mella y no hay desconexión, tan necesario para recargar y aliviar el estrés que se va produciendo... a veces me gustaría tener una varita mágica o algo así, para saber cómo llevar las cosas a cabo de la mejor forma para todos en esas ocasiones.

      Muchas Gracias y Besotes!!!.

      Eliminar
  6. Corazón, ya sabes que te entiendo, porque vamos de la mano en el camino. Creo que Mamá qué sabe tiene razón, ya te lo he comentado en alguna ocasión. Un tiempito para ti, sola, alejada de ellos, para recargar pilas, para respirar y para permitirle respirar de ti, porque nosotras nos volvemos un poco tóxicas con nuestra desconfianza. Como te dice ella, nos metemos en un bucle y tendemos a pensar que cada día es igual, a veces es suficiente con cambiar algo, para que cambie el conjunto. Mucho ánimo preciosa y un beso grandísimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Guapa, pues si... pero lo complicado es buscar tiempo para una... no tengo opción de salir por la puerta, cruzar la calle y dejarle un rato que juegue con primos, abuelas, o similares... así que la cosa se complica. Y al igual que los adultos cuando estamos mal acabamos pagándolo con quien tenemos al lado (por mucho que no queramos), pues a los niños también les pasa... a veces pienso que tiene que estar más que aburrido de estar todo el día con nosotros, por mucho que haya piscina, parque y demás, siempre es con nosotros. En fin, poco a poco.

      Un Abrazote y Muchos Besotes!!!.

      Eliminar

¿Te gustó?, si es así, comenta y comparte. ¡Gracias por tu visita!.